La comunicación imposible

Intentos y otros

23 noviembre, 2009

La provincia del arroz

Para ChubiMaster.

El segundo día del Séptimo Mes por fin llego a la costa de Nigata. Reconozco que mis pies están hechos para la tierra y estos días en alta mar me lo han confirmado. El océano es hermoso, pero mi cuerpo exige la severidad de la piedra y el polvo. Así emprendo camino al sur, dejando atrás los adustos rostros de los hombres de mar.
Tras una larga jornada detengo mi paso y pido un poco de agua en un bohío. Allí encuentro a un gentil aldeano que me confirma el nombre de estas tierras: Terao. Como la noche ha cubierto de sombra nuestra conversación, el hombre me pide que pernocte junto a él. Todo ha sido agradable; entonces, acepto complacido.
Platicamos muchas horas más y, cuando hemos acabado ya nuestra tercera botella de sake, me cuenta una simpática historia:
"En esta comarca es muy conocida la leyenda que narra cómo Miyamoto Musashi peleó contra un feroz bandido sin necesidad de usar su espada y lo sometió, finalmente, bajo la inquebrantable ley del ‘tallo de arroz’. Gracias a esta historia, empleada para la enseñanza del kenjutsu, Musashi libró a la provincia de ladrones y proveyó a los campesinos la tranquilidad suficiente para perfeccionar sus cultivos de arroz".
El gentil aldeano ríe a gusto. Yo, adormecido por la bebida, recito este poema a mi anfitrión:

Campos de arroz:
pelear con el tallo,
arar con la espada.



Por el pequeño sendero interior

2 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal