La comunicación imposible

Intentos y otros

09 enero, 2011

Estaciones chinas


I

(Variación de Meng Haoran)

Al anochecer, mi barca avanza entre la niebla

hasta un islote.

En la inmensidad salvaje, el cielo

cae pesadamente sobre los árboles

y siento que en el río

la cristalina luna me persigue.

Me tomo un tiempo en un largo suspiro:

en otoño se renueva la nostalgia del viajero.


II

(Variación de Wei Yingwu)

Hierbas tranquilas junto al estático torrente. Me deleito.

Ningún canto de pájaro quiebra el secreto

de estas llanuras abandonadas.

El creciente frío del invierno vuelve eterna mi voz

en esta mañana solitaria.

A poca distancia, en un puerto abandonado,

se balancea descontrolada una barca de hielo;

mi aliento es hermosamente blanco.


III

(Variación de Tu Fu)

El poeta se detiene ante el paisaje:

“El río azul acentúa la blancura de las aves.

En la montaña verde están a punto de

incendiarse las flores.”

El pincel está fresco; incontenible, sentencia:

“Esta primavera pasará pronto. Pienso en la tristeza.”

Afectado, ya siente los dolores de la añoranza;

con firme paso, emprende el camino de regreso.


IV

(Variación de Li Po)

El viajero escribe apresurado:

“Muy alto, una nube solitaria se disipa

por el vuelo apresurado de una bandada de pájaros.

Y, mientras tanto, nos miramos sin cansarnos,

la solitaria montaña y yo.

En soledad, espero el fin del verano.”

El viento se une a esta despedida,

el mar se oye a lo lejos.


D.A.S.B.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal